RESUMEN

sábado, 28 de septiembre de 2019

Jesús Rafael Diplán Martínez (Chú)



 Líder comunitario y dirigente de izquierda dominicano.
Fundador del Frente Amplio de Lucha Popular (FALPO).  (1965-1990).
Nació el 13 de enero de 1965, en la comunidad El Pico, municipio de Moca, hijo de una humilde y trabajadora familia campesina,  y murió ultimado a tiros por un contingente de Policías y Militares en la comunidad de Monte Adentro, Salcedo (provincia Hermanas Mirabal) el 28 de septiembre de 1990.
Su padre fue el señor Rafael Diplán, fallecido, y su madre la señora Josefa Martínez, quien vive aún en la misma localidad, en la casa donde nació y  vivía Chu, en el Pico.
No tuvo esposa, ni hijos, debido a que estaba estudiando derecho en Moca, al tiempo que se mantenia ocupado con sus actividades sociales. Tambien se vió obligado a  suspender sus estudios por las constantes persecusiones policiales en  su contra.
Chú fue dirigente regional del Movimiento Popular Dominicano (MPD) y orientador del Frente Estudiantil de Liberación Amín Abel  (FELABEL). Cuando tenía apenas 15 años se envolvió en la creación de organizaciones sociales y populares en su comunidad.

Jesús Diplán sufrió una tenaz persecución durante meses, de parte de los distintos organismos de seguridad del Estado, por su activismo social en distintas comunidades del Cibao Central, por lo que tenia que trasladarse a distintos pueblos de la Región  para librarse de la persecuciٔón, pero fue ubicado, sorpendido y asesinado en Monte Adentro, Salcedo, donde terminó su lucha social.
Diplán Martínez (Chú) tuvo cualidades extraordinarias como organizador y dirigente popular, las que supo poner a la altura del momento que le tocó vivir y dar lo mejor de sí para lograr las reivindicaciones más aclamadas por el pueblo dominicano..

El mártir emepedeísta y gran dirigente del FALPO, se ganó el aprecio de los moradores de El Pico, municipio de Moca, su comunidad natal, y del aledaño Licey al Medio, provincia de Santiago, asi como de cada uno de los pueblos de la región Norte y Cibao Central donde vivió y desarrolló trabajos políticos y organizativos, por lo que alcanzó la categoría de dirigente nacional del MPD.
Chú inició su lucha  patriótica formando organizaciones sociales como un grupo Scout, en El Pico, integrando clubes culturales, equipos de beisbol y distintos grupos folklóricos, como de poesías coreadas y de teatro, en otras comunidades aledañas, pertenecientes a Moca y Licey al Medio.
Diplán Martínez asumió también la organización y movilización de los campesinos por la tierra, que reclamaban apoyo para la producción y reducción de los altos intereses de los prestados bancarios, siendo fundador y coordinador del FALPO, desde donde logró dar un mayor impulso a la lucha popular, campesina y estudiantil.
Gracias a los esfuerzos de Jesús Diplán, el Frente Estudiantil de Liberación Amín Abel (FELABEL) se fortaleció y se extendió en la zona. Organizó centenares de mujeres en la Unión Democrática de Mujeres. Como dirigente fundador del FALPO, organización a la que se entregó en cuerpo y alma a la lucha social, junto a moradores y productores del municipio de Licey al Medio, Tamboril y distintas comunidades de Moca, logrando importantes reivindicaciones que han contribuido al desarrollo y fortalecimiento de esos municipios.
Contra Jesús Diplán se desató una tenaz persecución. 
Apenas días antes de ser asesinado, el 31 de Agosto fue detenido por conducir una motocicleta con supuesta placa vencida, Fue  golpeado después de haber sido esposado, tras lo cual fue paseado por los Destacamentos de la Policía Nacional de  Licey al Medio, Salcedo, el Comando Regional Norte, en Santiago y posteriormente llevado a Moca.
En ese entonces el General Ramón Alcides Rodríguez Arias,  comandante de la Policía en la Región Norte, dijo que él había ordenado su traslado a Santiago, porque "tenia la curiosidad de conocer al personaje que tanto había sonado en las luchas de las comunidades del Cibao".
En los gobiernos de Balaguer, pasear por los diferentes cuarteles y centros carcelarios de la Región, costumbre de la policía balaguerista, era una sentencia de muerte, ya que se trataba de una estrategia para que los agentes lo conocieran y pudieran ubicarlos en cualquier lugar donde se trasladaran, cuando se decidiera "darle su merecido".
Pero la trama de matarlo, después de ese apresamiento, no se produjo porque la acción policial fue vista por alguien de la comunidad, por moradores de El Pico y Borojoy y los grupos populares fueron  avisados de ta avistamiento. Se produjo una fuerte   presión mediática, la  que obligó a la Policía poner en libertad al Diplán y asi se impidió que cumplieran la orden de ejecución dada por el Mayor General José Ramón Mota Paulino, entonces Jefe de la Policía Nacional, atendiendo a una decisión política de Balaguer.
Después de lograr su libertad y a sabiendas de que la Policía le había dictado "sentencia de muerte", Chú, como medida de seguridad, se trasladó al municipio de Navarrete, luego a Esperanza y posteriormente a Salcedo.
Encontrándose en Salcedo, el 28 de septiembre de 1990, en medio de una huelga nacional convocada por el Colectivo de Organizaciones Populares y el FALPO, la  que afectó al país durante dos días, Diplán fue delatado por un chivato, apresado y acribillado por una tropas mixtas del Ejército y la Policía, en Monte Adentro, Salcedo.
La Policía reportó que se trató de uno de sus famosos intercambios de disparos, pero el tiro recibido en su cabeza dejó claro que se trató de una ejecución, lo que fué confirmado por el doctor Sarita Valdez, quien le practicó la necropsia.
El doctor Sarita estableció que antes de recibir el tiro de gracia, Chú fue golpeado rudamente, según evidencias encontradas en diferentes partes de su cuerpo".
Según la dirigencia del FALPO,  el contingente policíaco-militar que "fusiló" a Jesús Diplán estuvo compuesto por el Mayor Santiago Rondón Santana (PN), el Capitán Ángel María Rebí Méndez (PN) (fenecido); los Cabo Confesor Antonio Monegro Rosario, Concepción N. García Cáceres y Euclides Reyes Giménez (PN); el Raso Daniel Pichardo Duarte; el Raso Nicolás René Restituyo (PN); los Raso Julián Antonio Pérez y Pérez yÁngel María Goris de Jesús(PN); los Segundo Teniente Ejército Nacional: Rubén Darío González Rodríguez y José A. Villar Pimentel; el Cabo Trinidad R. Ramírez Tavéras (EN); y el Raso Rafael Feliz Alcántara (EN).
Las movilizaciones comunitarias encabezadas por el FALPO forzó a que los militares actuantes fueran "juzgados" por un tribunal militar en la Fortaleza Militar El Polvorín, localizado en Villa Mella, pero "se trató de una maniobra mediática", ya que todos fueron absueltos.

No hay comentarios.:

LOS MAS LEIDOS

Fredesvinda Halls de Collado (Doña Fredé), una insigne educadora de huellas infalibles

Educadora dominicana, Dactilógrafa - Mecanógrafa . DATOS PERSONALES: Nació en la ciudad de Santiago de los Caballeros el 25 de abri...

VISITAS POPULARES